Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo

La cárcel de Carabanchel se queda sin memorial: la ultraderecha frena la construcción de una instalación por la lucha antifranquista

eldiario.es/Cristina Armunia Berges

Un símbolo de la represión franquista más actual que ha sido borrado y ahora pretenden ocultarlo

https://m.eldiario.es/madrid/Carcel-Carabanchel-ultraderecha-construccion-antifranquista_0_926708024.html

Tras una proposición de Vox en el Ayuntamiento, el PP ha anunciado que no se construirá el memorial antifranquista aprobado durante el mandato de Carmena

«El Gobierno municipal no renuncia a la memoria, pero no va a suponer un ejercicio de adoctrinamiento», anuncia Engracia Hidalgo (PP) respondiendo a Vox

«No queremos que venga Vox a derribarlo porque eso supone la vuelta del fascismo», protesta Julián Rebollo, presidente de la Plataforma Salvemos Carabanchel.

Presos sociales en lucha en ‘la batalla de Carabanchel’. | COPEL

El memorial que se iba a construir en la cárcel de Carabanchel en homenaje a la lucha antifranquista y que fue aprobado durante el Gobierno de Manuela Carmena no se llevará a cabo. Así lo anunció este lunes la concejala del PP y delegada de Hacienda y Personal Engracia Hidalgo respondiendo a una proposición de la edil de Vox Arantzazu Cabello López. Para la concejala de extrema derecha, la intervención memorialística de Carabanchel, que honraría a los represaliados durante la dictadura franquista (líderes políticos, sindicales, feministas y homosexuales), «solo serviría para dar una visión sesgada de nuestra historia».

En 2008, el mítico penal del sur de Madrid fue demolido pese a las protestas vecinales. Diversas asociaciones integradas en la Plataforma Salvemos Carabanchel llevan desde entonces reclamando un centro para la memoria en recuerdo de la antigua cárcel. Donde antes hubo una inmensa cúpula y naves rectangulares de ladrillo, ahora hay un erial abandonado, sin rastro alguno de su historia. Por las celdas del penal pasaron importantes presos políticos, dirigentes de partidos y de sindicatos y numerosas personas pertenecientes al colectivo LGTBI que terminaron entre rejas por su orientación sexual.

La inversión financiera sostenible (IFS) –iniciativas que se ponen en marcha con el remanente del presupuesto del año anterior– que el PP ha frenado y que es la primera gran victoria de la plataforma desde 2008, no era el centro de información y documentación que reivindican desde entonces, sino una instalación informativa en uno de los bordes de la explanada. Además de un centro de memoria parecido al de la Topografía del Terror de Berlín, los vecinos llevan más de diez años reclamando equipamientos como un nuevo hospital, guarderías o vivienda pública para este solar de 172.144 metros cuadrados, que se encuentra situado entre dos de los distritos más poblados de Madrid: el de Carabanchel y el de Latina.

«La iniciativa estaba ya en curso, con un presupuesto y aprobada», lamenta Julián Rebollo, presidente de la Plataforma Salvemos Carabanchel. Desde la agrupación, que engloba diferentes asociaciones vecinales, ya preparan protestas de cara a septiembre para exigir al Ayuntamiento de Almeida que se ejecute la obra.

Desde hace dos décadas piden que todo lo sucedido en los terrenos en los que se asentó la prisión franquista y levantada por presos políticos no caiga en el olvido. «La cárcel de Carabanchel fue muy importante para Madrid, allí se detuvo a mucha gente por luchar por nuestras libertades», recuerda Rebollo con voz grave al otro lado del teléfono.

Para Rebollo es esencial que este memorial se realice. «En España todavía existe el fascismo y Vox representa ese tipo de ideología, y lo que pretende es mantener el sistema franquista de toda la vida», añade. Y asegura que desde la acción ciudadana harán todo lo que esté en sus manos para que la propuesta se lleve a cabo: «Es fundamental que esto se realice, no queremos que venga Vox a derribarlo porque eso supone la vuelta del fascismo».

Lo sucedido también resulta increíble para la Asociación La Comuna, fundada en 2010 e integrada por militantes antifranquistas y antiguos presos del penal madrileño de los últimos compases del franquismo, entre los años 1968 y 1975. La cárcel estuvo en funcionamiento hasta 1998. 

El hecho de que el ‘trifachito’ se niegue a llevar a cabo esto es un atentado más contra la democracia y contra la resistencia antifranquista», señala Pablo Mayoral preso de la cárcel de Carabanchel entre los años 1975 y 1977 acusado de ser militante comunista, y ahora presidente de La Comuna. «Es un agravio más de todos aquellos que formaban parte de la dictadura o que la quieren seguir defendiendo de alguna manera, en contra de toda la opinión pública democrática», critica Mayoral.

El PP aceptó la proposición de Vox

«Nos hemos encontrado en el proceso de revisión con el proyecto intervención memorialística de Carabanchel, que mucho nos tememos, debido a la experiencia de los últimos cuatro años, solo serviría para dar una visión sesgada de nuestra historia», dijo la dirigente de Vox durante el pleno del pasado lunes.

No hubo debate por parte del Partido Popular, que se mostró conforme con la apreciación de la dirigente de extrema derecha. «Vamos a desistir del proyecto relativo a la intervención memorialística en la cárcel de Carabanchel, no solo por su propuesta [dirigiéndose a Vox]. Es cierto que la cárcel de Carabanchel fue un edificio emblemático de esta ciudad, pertenece a la historia, pero la memoria de un pueblo es la memoria de todos y no solo de ustedes, señora Sánchez Fernández (Más Madrid), sino de todos», espetó la conservadora. «El Gobierno municipal no renuncia a la memoria, pero no va a suponer un ejercicio de adoctrinamiento, ni un derroche de los recursos públicos y, por eso, no vamos a llevar a cabo ese proyecto».

Tanto el PSOE como Más Madrid protestaron en el Pleno. «Este Comisionado [que estuvo en funcionamiento durante la pasada legislatura] propuso la catalogación de Lugares de Memorias entre los que se encuentra el que hoy vemos: la cárcel de Carabanchel», apuntó Estrella Sánchez Fernández, de Más Madrid. «Se puede derribar un edificio, se pueden moler los escombros hasta dejarlos reducidos a zahorra y polvo, pero la memoria de un pueblo no se puede derribar ni reducir», aseguró Sánchez desde el atril.

Aunque en la votación del Pleno sí que salió adelante un paquete de IFS (infraestructuras financieramente sostenibles) de 744 proyectos que se llevarán a cabo en los próximos meses, otros considerados «pocos viables», como el de la cárcel de Carabanchel, quedarán desechados. El memorial que se había planteado y aprobado por parte del Comisionado por la Memoria Histórica de Madrid que se puso en marcha durante el anterior Gobierno iba a consistir en un muro, bordeando la acera de la Avenida de los Poblados, que identificase y homenajease al centro penitenciario, símbolo de la lucha antifranquista durante los 55 años que estuvo en funcionamiento.

La edil del PP explicó durante la sesión del lunes en el Ayuntamiento que las IFS que sí se han aprobado tendrán que ser ejecutadas antes del año 2020 y las que no se ejecuten se llevarán a pleno «aproximadamente en un mes y medio» para «el desistimiento de dichos proyectos y su sustitución por otros que beneficien realmente a la ciudadanía».

«Este movimiento del PP] es un golpetazo para los vecinos y no solo de Carabanchel, sino de Madrid y de toda España si me apuras», advierte Esther Gómez Morante, concejala de Más Madrid, que considera que esto puede marcar una senda de actuación en torno a la Memoria Histórica. «Es una parte de la historia que el PP quiere ocultar y no dar reconocimiento», añade. Esta iba a ser la primera medida de reconocimiento para los presos de esta cárcel represaliados durante la dictadura.

Te puede interesar:

  • No hay temas relacionados

Se ha cerrado los comentarios

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes