Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo

El Silencio de Otros: crónica desde un Festival de cine

Loquesomos.org/Pablo Mayoral

Las víctimas que aparecen en el documental han estado acompañando a la película en los distintos festivales en los que ha participado. Ésta es la cronica de Pablo Mayoral. El 16 de noviembre se estrena en salas de cine. En Madrid en los cines Renoir Princesa

Las primeras intervenciones no fueron preguntas, sino agradecimientos. Agradecieron el excelente documental que acababan de ver, y agradecieron la incansable lucha antifranquista de todos y cada uno de los protagonistas, que somos muchos, a los que habían descubierto en la pantalla

http://loquesomos.org/el-silencio-de-otros-cronica-desde-un-festival-de-cine/

Viajé a Palma de Mallorca para presentar la película documental El Silencio de Otros, de Almudena Carracedo Robert Bahar. La cosa no dejaba de tener su responsabilidad, sobre todo un día después de que un reconocido crítico lo señalara en la prensa como uno de los favoritos para el Goya de la categoría documental.

El festival, Evolution, Mallorca International Film Festival es todo un acontecimiento en la isla. Lleva ya 7 años celebrándose y solo en esta edición se han presentado más de 100 películas de 23 países diferentes. No cabe duda de que es un festival en auge.

La expectación el día de la proyección era inmensa y, a pesar del fuerte viento que se levantó en la isla, muchísimas personas acudieron a la sala para ver El Silencio de Otros. En la presentación, cuando conté nuestra militancia antifascista y nuestra condición de presos durante el franquismo, todos los presentes aplaudieron de forma espontánea.

Igualmente aplaudieron al finalizar la proyección, de forma estruendosa y prolongada. Se me formó un nudo en la garganta y pensé que no sería capaz de articular ni una sola palabra.

Las primeras intervenciones no fueron preguntas, sino agradecimientos. Agradecieron el excelente documental que acababan de ver, y agradecieron la incansable lucha antifranquista de todos y cada uno de los protagonistas, que somos muchos, a los que habían descubierto en la pantalla.

Después llegaron las preguntas. Querían saber, sobre todo, de nuestra militancia antifranquista y del estado actual de los procesos judiciales contra los responsables de la dictadura. Les expliqué tanto la situación actual de la Querella Argentinacomo la de las innumerables querellas que en todo el Estado español tratan de buscar justicia y quebrar la impunidad franquista

.

Fue particularmente interesante la reflexión de un ciudadano alemán, que explicó como en Alemania era inconcebible la exaltación de la dictadura nazi, y como muchos de los responsables de tantos crímenes fueron juzgados y condenados.
Otra ciudadana alemana explicó que allí, en 1968, la generación que no vivió la guerra exigió a los poderes públicos la adopción de medidas contra los criminales nazis que seguían bajo un manto de impunidad, consentido por buena parte de la sociedad.

Al final del coloquio muchas personas, algunas de ellas muy jóvenes, se apresuraron a saludarme y a pedirme que trasmitiera su agradecimiento a los que habían hecho este valiente documental, a los que aparecen en él compartiendo su testimonio de lucha y a los que hoy seguimos luchando por la verdad, la justicia y la reparación y buscando, si acaso es posible, las garantías de no repetición.
Hoy me han comunicado que el documental ha obtenido el BEST FEATURE DOC del Evolution, Mallorca International Film Festival, un merecido premio al mejor largometraje documental, así que no queda más que alegrarme por todos nosotros y dar mi enhorabuena a Almudena y Robert, y a todo el equipo que hace posible esta película y su difusión.

Esta es la crónica de Soledad Luque de su asistenciaal festival de Toulouse

https://m.facebook.com/notes/the-silence-of-others-el-silencio-de-otros/toulouse-cinespa%C3%B1a/2224310051191902/

Toulouse Cinespaña

 

Crónica de Soledad Luque, querellante por la causa de los bebés robados, a su vuelta de Toulouse

El pasado 10 de octubre viajé a Toulouse, una preciosa ciudad de Francia con un gran vínculo memorialista hacia nuestro país y nuestra historia, para participar en la presentación oficial, y debate posterior, que la 23ª edición del Festival Cinespaña Toulouseorganizó para la proyección de la película El Silencio de Otros.

Antes del estreno de la película, el jueves 11, estuve paseando por la ciudad. Quedé impresionada por la cantidad de maravillosas ubicaciones con presencia española republicana: Place Wilson, que era el “parlamento” de los republicanos españoles exiliados. Aquí se reunían para debatir sobre política y leer periódicos como Mundo obrero o El socialista; o el Place du Capitole, la “plaza mayor” de los republicanos, donde se manifestaban contra el franquismo. También hay vestigios de lugares emblemáticos, como el Portalón que daba paso a la antigua sede del Secretariado de la CNT en la Rue Belfort nº 4; incluso la actual Cinématheque, donde se ubicaba la sede del Festival Cinespaña, fue una sala de teatro donde actuaban grupos artísticos de exiliados, se celebraban mítines y Congresos del PSOE.

Si algo me pesa de este viaje es no haber tenido más tiempo para hacer la ruta completa de los lugares de Memoria que el Gobierno de la ciudad ha elaborado tanto para los turistas como para los ciudadanos de Toulouse, un total de 12 lugares para la Historia.

Y llegó la hora de la sesión de cine.

Allí me encontré con las personas que iban a participar en el debate: Teresa Urraca y Carmela Pizarroso, miembros de la asociación IRIS-Mémoires d’Espagne; Amane Gogorza, profesora de Derecho Penal y especialista en justicia universal; Michel Martínez, director del departamento de Lenguas y Civilizaciones de la Universidad Capitole de Toulouse; y Jérôme Ferret, profesor de sociología de la Universidad Capitole de Toulouse; además, Patrick Bernabé, vice-presidente del festival.

No era la primera vez que veía esta película pero, como siempre, reviví el dolor que tenemos impreso las víctimas en lo más dentro de nosotros. Es de tal magnitud la intensidad emotiva que allí aparece que es inevitable que el público se sienta también protagonista de nuestra historia, de nuestra memoria, y la empatía sea absoluta. No hay en esta película ni un solo aspecto que se exagere, no hay ni una pizca de sobre actuación, solo realidad, sobriedad y equilibrio. Y es precisamente esto lo que impacta: la objetividad al contar la terrible y cruda realidad vivida por las víctimas durante la sanguinaria dictadura franquista, pero también su tenacidad y valentía, y por supuesto el olvido al que fuimos sometidas durante la democracia.

El debate fue el momento en que esa cercanía del público se hizo notar con una calidez extraordinaria. Personas de todas las edades comentaron la fortaleza de las víctimas y la necesidad e importancia de esta película para sacar a la luz tanta oscuridad. Alguien dijo que al igual que María, la abuelita que puso durante toda su vida flores en el sitio donde asesinaron a su madre, hay que seguir luchando y seguir el ejemplo de esa mujer enjuta y serena cuyo días pasaban esperando la respuesta de las autoridades a su petición de exhumar los restos de su madre, y que estaba dispuesta a esperar esa respuesta hasta que “las ranas críen pelo”, frase de reiterada mención por parte de María en la película, frase que hizo suya el público porque la lucha debe continuar, tengamos lo que tengamos que esperar hasta conseguir que el Estado español se haga cargo de la investigación y enjuiciamiento de los crímenes del franquismo.

Una de las asistentes quedó admirada por la figura de Carlos Slepoy, mi querido Carli, que justo 24 horas antes había recibido el Premio Derechos Humanos a título póstumo por el Diario Público, un acto donde yo no pude estar por este viaje a Toulouse. Sin duda alguna, como me recordó mi gran amigo Chato, Carlos habría sabido disculpar mi ausencia por estar presentando esta maravillosa película, un documento visual histórico que él no llegó a ver completo pero sí pudo ver un avance que le emocionó profundamente. Una película dedicada a él, nuestro abogado, nuestro maestro, nuestro amigo. ¡Va por ti, Carli!

Y poco después la vuelta a casa con el alma repleta de emociones.

Gracias Almudena, gracias Robert, por vuestro trabajo. Pero sobre todo gracias por hacer que esta obra no solo sea un espacio para contar el dolor y las lágrimas, sino también para mostrar las sonrisas, para hablar de los pequeños y grandes triunfos en nuestra lucha por obtener Justicia y, sobre todo, para mostrar un camino lleno de esperanza hacia el final de la impunidad del franquismo.

 

*Nota de la película: El Silencio de Otros será distribuida en Francia en 2019 por Sophie Dulac Distribution.

Te puede interesar:

  • No hay temas relacionados

Se ha cerrado los comentarios

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes