Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo

Reconocimiento del Ayuntamiento de Madrid a Carlos Slepoy Prada

¡Firma la petición! https://t.co/w21DbbopEz

MOTIVOS PARA LA INSTALACIÓN DE LA PLACA-HOMENAJE A CARLOS SLEPOY PRADA EN UN LUGAR VISIBLE DE LA PLAZA DE OLAVIDE DE MADRID

Carlos Slepoy Prada ha sido uno de los máximos exponentes nacionales e internacionales en la lucha por la defensa, promoción y divulgación de los derechos humanos.

Es trascendental su contribución al desarrollo y aplicación del principio de Justicia Universal en situaciones de intolerable impunidad y su profundo compromiso para alcanzar justicia frente a los crímenes más aberrantes.

La colocación de una placa-homenaje en recuerdo de Carlos Slepoy Prada en la Plaza de Olavide -lugar en el que fue tiroteado por un policía ebrio causándole graves dolencias físicas que perduraron durante toda su vida-, es un reconocimiento por parte del Ayuntamiento de Madrid, a una persona cuya vida estuvo dedicada a la defensa radical de la dignidad humana.

Por lo expuesto,

SOLICITAMOS A LA JUNTA MUNICIPAL DEL DISTRITO DE CHAMBERÍ que instale en un lugar visible de la Plaza de Olavide una placa-homenaje en recuerdo de Carlos Slepoy Prada.

DATOS BIOGRÁFICOS Y PROFESIONALES DE CARLOS SLEPOY PRADA

Nació en Buenos Aires (Argentina) en 1949. Obtuvo la Licenciatura en Derecho en la Universidad de Buenos Aires en septiembre de 1975.

Desde muy joven se comprometió políticamente en favor de los derechos fundamentales y libertades públicas y formó parte de las organizaciones de izquierda que lucharon contra la dictadura cívico-militar argentina que acabaría con 30.000 personas desaparecidas, presas y exiliadas. Fue detenido y encarcelado por ello, desde marzo de 1976 hasta noviembre de 1977, cuando fue obligado a exiliarse y fue acogido en España.

Durante su exilio comenzó a trabajar como abogado laboralista, primero en Zaragoza y posteriormente en Madrid, donde residió casi 40 años.

Su compromiso con la defensa de la dignidad de las personas le llevó en enero de 1982 a enfrentarse a un hombre que, en estado ebrio, estaba amenazando con una pistola a un grupo de jóvenes en la Plaza Olavide de Madrid. Esta persona, que resultó ser un policía nacional fuera de servicio, disparó a Carlos Slepoy alcanzándole en la espalda, ocasionándole lesiones que requirieron numerosas intervenciones quirúrgicas y una dura rehabilitación, quedándole gravísimas secuelas por ello.

Este lamentable episodio no impidió que siguiera trabajando como abogado laboralista y se integrara activamente en distintas asociaciones de exiliados, emigrantes y de derechos humanos.

Durante más de 30 años actuó como abogado de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de otros sindicatos más pequeños, como Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT). Le caracterizó su perseverancia en la defensa de los derechos laborales, logrando varias sentencias en el Tribunal Supremo que han sentado jurisprudencia en la protección de derechos.

A partir de 1996 formó parte del equipo de abogados que se personaron, en nombre de diversas organizaciones de derechos humanos y de familiares de víctimas, como acusaciones popular y particular, en el procedimiento que se seguía en la Audiencia Nacional por los crímenes de genocidio, terrorismo y torturas acaecidos durante las dictaduras militares argentina y chilena. Carlos Slepoy se convirtió en el verdadero motor de la acusación. Posteriormente participó directa o indirectamente en la práctica totalidad de los procedimientos seguidos ante nuestros tribunales en virtud del principio de Justicia Universal. Podemos destacar su participación fundamental en el juicio contra el militar argentino Adolfo Scilingo, condenado por crímenes de lesa humanidad a una pena de 1.084 años de prisión por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, como consecuencia de su participación en los denominados “vuelos de la muerte”. También participó activamente, entre otros, en el proceso incoado contra el excapitán argentino Ricardo Cavallo y en el proceso penal del caso Guatemala por genocidio.

Fue uno de los redactores de la querella presentada en Buenos Aires el 14 de abril de 2010 por genocidio y/o crímenes de lesa humanidad cometidos en España durante la dictadura franquista (querella que actualmente se tramita ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº 1 de Buenos Aires, Causa 4591/2010). Fue miembro del equipo jurídico que actúa, como acusación particular y popular en la referida causa penal, siendo su participación sustancial en el devenir de dicho proceso.

Por tanto, ha impulsado el ejercicio de la jurisdicción universal dentro y fuera de nuestras fronteras, y no sólo desde su práctica forense como abogado, sino también con numerosas intervenciones en conferencias y con la divulgación de diferentes artículos científicos y de opinión.

Durante diez años presidió la Asociación Argentina Pro Derechos Humanos de Madrid.

Fue Premio Internacional de Derechos Humanos por la Asociación Pro Derechos Humanos de España y Premio Internacional “Joan Alsina” por parte de la Casa de América de Cataluña.

Carlos Slepoy Prada falleció en Madrid el 17 de abril de 2017.

Te puede interesar:

  • No hay temas relacionados

Se ha cerrado los comentarios

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes